El discreto encanto de los perdedores

17 September, 2005  |   No comments

¿Porqué razón ciertos perdedores se ganan nuestra simpatía?
Creo que sospecho algunas de las razones, aunque no me atrevería a escribirlas aquí…
Jacques-François Rosart nació en Namur, Bélgica, en 1714, hijo de una familia de orfebres. Posiblemente debido a una crisis económica emigró a Holanda y se radicó en Haarlem en 1740. Para entonces Rosart ya tenía experiencia como grabador de punzones y estableció una pequeña fundición de tipos en esa ciudad.
En 1743, la casa Enschedé, que ya llevaba imprimiento en Haarlem por 40 años, compró la fundición Wetstein de Amsterdam convirtiéndose en una competencia que Rosart nunca podría enfrentar.
Michael Fleischman había grabado la mayoría de los mejores punzones de la fundición Wetstein y se convirtió en el artesano favorito de Enschedé, que no paró de encomendarle trabajos nunca.
Enschedé encargó algunos alfabetos a Rosart, pero sólo ocasionalmente y de cuerpo grandes: los cuerpos pequeños siempre fueron grabados por Fleischman.
Debido a deudas contraídas, en 1746 se ve obligado a vender su casa.
La única oportunidad en la cual los Enschedé valoraron un diseño de Rosart fue cuando éste les presento su tipografía cursiva «Financière».


«Financière» de acuerdo con el catálogo de Rosart de 1768.

Este diseño cursivo era completamente original. Rosart lo concibió como acompañante de un novedoso sistema de notación musical también de su autoría (posiblemente el primer sistema tipográfico de notación musical de cierta calidad).
¿Que hicieron los Enschedé con «Financière»? Compraron matrices del diseño y le encomendaron a Fleischman punzones basados en el diseño de Rosart. Triste, ¿no? Fleischman produjo dos tipografías, que históricamente han sido juzgadas como superiores al diseño original de Rosart.
Rosart abandona Haarlem en 1759 y se instala en Bruselas donde consigue apoyo oficial y es apadrinado por el duque Charles du Lorraine. Allí el emprendimiento florece y Rosart logra cierta fama, pudiendo exportar sus tipos a Francia, Holanda y Alemania.
Notables autores como Stanley Morison y D. B. Updike han juzgado a Rosart como una figura muy menor. Morison, por ejemplo, en su texto «On script types» definió a «Financière» como «detestable script».
A pesar de esto, creo que cuando uno estudia sus tipos y sus esfuerzos, no puede dejar de valorarlo. «Financière» no era un mal diseño y compuesta en partituras pudo resultar una excelente elección.
Sus capitales decoradas con sombra se convirtieron en clásicos y pueden encontrase aún en libros compuestos en 1970.

Ramiro Espinoza

(Bibliografía: Prólogo al facsímil del catálogo de 1768, escrito por Fernand Baudin y Netty Hoeflake. Dutch Type, de Jan Middendorp)

Comments

No Comments Yet

You can be the first to comment!

Leave a reply

* required fields