El «Speculum humanae salvationis» y la prototipografía

3 April, 2007  |   1 comment

El estudio del cuerpo de libros y fragmentos conocidos como «prototipografía» es apasionante. Se trata de impresos tipográficos de naturaleza bastante cruda y primitiva que son testimonio de una etapa casi desconocida de la historia del libro impreso.

Como es sabido, el primer libro impreso datado fue el «Libro de Salmos de Maguncia» el cual fue publicado por Fust y Schoeffer en 1457. El mismo es una obra de notable belleza y excelente composición. Tambien las biblias de 36 y 42 líneas, impresas por el mismo taller evidencian un desarrollo de la técnica tipográfica ya avanzados. Nada sabemos de los intentos y pruebas anteriores que fueron necesarios para desarrollar este arte.

Los impresos prototipográficos podrian ser la prueba de ensayos pre-Gutenberg, pero si bien algunos testimonios y la clasificación paleográfica los ubican en Holanda, la datación certera de los mismos ha sido infructuosa.

A pesar de ello son numerosos los indicios que los señalan como un material de especial importancia.

En su libro «Crónica de la ciudad de Colonia» impreso en 1499, Johann Koelhoff menciona el testimonio de Ulrich Zell, uno de los primeros impresores alemanes, quien le relata que los primeros experimentos en impresión se habían hecho en Holanda, en la forma de «Donatus» (libro de gramática latina básica).

Página de un «Donatus» prototipográfico

Otros testimonios son más tardios, como el famoso párrafo del libro «Batavius» escrito por Hadrianus Junius en donde se nombra por primera vez al supuesto primer impresor holandés, Laurens Janszoon Coster, quien es señalado allí como el impresor de un «Speculum humanae salvationis», popular manual «para la salvación de las almas» posiblemente escrito en el siglo XIV y que conoció numerosas ediciones en distintos formatos.

Lo interesante de este libro, es que sobreviven algunas copias realizadas con una técnica que es al parecer un híbrido entre el sistema de los «libros de bloque» (cuyas páginas eran talladas en un bloque de madera y su imagen trasnferida sin prensa alguna, con método de frotado y usando tinta ferro-tanínica de base acuosa) y un libro impreso moderno (que utiliza prensa, tipos móviles y tinta oleosa). Un ejemplar de este libro conservado en Holanda presenta por primera vez tipos móviles combinados con el uso de prensa y la utilización de una tinta al barniz.

Quizá el mejor texto sobre el tema es «Laurens Janszoon Coster was zijn naam» escrito por Lotte Hellinga y Clemens de Wolf. Allí se comparan de manera detallada todas las fuentes documentales que sobreviven y se analiza la construcción del mito de Coster.

Otro bien documentado libro sobre el tema es «A medieval mirror» de Adrian Wilson y Joyce Lancaster Wilson el cual se encuentra publicado en formato html en este sitio.

Comments

  1. pavel  said: April 4, 2007

    fascinante, muy interesante eso de la prototipografia, me has aportado un conocimento mas ……..

Leave a reply

* required fields