Bellucci regular, Barbieri e ilustraciones de «papavers»…

30 September, 2007  |   No comments

Otra vez he estado un buen tiempo sin escribir. He estado de vacaciones en la bella Barcelona y luego de varios días de comer y beber en abundancia con tipógrafos amigos, reintegrarse al productivismo protestante no predispone demasiado a escribir luego de la jornada de trabajo.
Gracias a la inestimable colaboración de Marcelo Soler –quien fuera uno de mis mejores profesores en la Universidad del Litoral–, el rediseño de Mabella está avanzando a buen ritmo. Ya hemos finalizado la versión regular y en breve nuevos pesos saldrán del ordenador. El rediseño de Mabella ha sido nombrado Bellucci (lo cual, como algunos saben, no cambia casi el sentido del nombre) y está siendo planeada como un pequeño sistema para carteles.
El equipo de diseño de ReType también está trabajando en un par de fuentes nuevas, una de las cuales lleva el nombre provisorio de Barbieri, cuyas formas provienen de algunos alfabetos desarrollados por letristas alemanes en los años ’50. Es interesante apreciar la influencia del lettering americano en ellas, pero a la vez el obvio aporte del «pathos» expresivo alemán.

La mesa de luz está habitada en las últimas semanas por un libro que me ha atrapado, una historia de los libros botánicos: «The art of botanical illustration» de Wilfrid Blunt. Adentrarse en el surgimiento y evolución de una de las manisfestaciones más bellas de la concurrencia del arte, el diseño y la ciencia me es enormemente grato.
Siempre me he preguntado la razón que llevó a diseñadores de tipos de la talla de Rudolf Koch y Hermann Zapf a realizar ilustraciones botánicas y la manera tan delicada en la cual estos dibujos se integran con la caligrafía.
¿No existen acaso parecido en la búsqueda correcta de curvas y rectas que es propia de la representación de formas vegetales y los problemas que presenta el diseño de letras?
Los buenos libros botánica pertenecen a un género que constituye una de las formas más elevadas a las que ha llegado el arte editorial.

Comments

No Comments Yet

You can be the first to comment!

Leave a reply

* required fields